¿Te Preocupas o Te Ocupas?

te preocupas o te ocupasMuchas veces para resolver conflictos o ante la aparición de un problema todas las personas tenemos formas diferentes de reaccionar.

Algunas personas tienden a preocuparse demasiado, tienden a sentir ansiedad, inseguridad y estrés cuando se presenta un conflicto.

Otro tipo de personas huyen antes los problemas y solo realizaciones acciones evasivas, otros tantos enfrentan el problema y buscan las soluciones.

Y es aquí donde nos centraremos el día de hoy, te preocupas o te ocupas de los problemas, hoy hablaremos sobre las consecuencias de una y otra respuesta.

¿Te preocupas o te ocupas?: Las consecuencias de cada una

Hoy hablaremos sobre las consecuencias que tiene si antes los problemas que surgen en la vida te preocupas o te ocupas, estas entonces algunas de las consecuencias más importantes de cada una de ellas:

  • Te preocupas: las preocupaciones son la fuente de estrés y ansiedad más importantes. Cuando nos preocupamos lanzamos a nuestro organismo pensamientos negativos y al mismo tiempo causamos en nosotros la aparición de estos factores que pueden desencadenarnos graves enfermedades.
  • No te permite pensar: cuando nos preocuparnos es muy difícil que podamos concentrarnos en aquello que debemos resolver. Esta es una de las consecuencias de las preocupaciones, porque llenamos nuestra mente de las cosas que hay por resolver pero no aclaramos la mente.
  • Exageramos: cuando tendemos a responder ante los problemas con preocupación siempre tendemos a exagerarlo todo. Muchas veces ante problemáticas pequeñas de fácil solución hacemos de ellas algo mucho más grande y complicado de lo que realmente es.
  • Te ocupas: cuando nos ocupamos tenemos una respuesta más dada a la acción, por esto es que muchas veces resolvemos los conflictos de una forma más práctica y rápida, porque nos centramos en el problema como es.
  • Analizamos: cuando nos ocupamos tenemos la tendencia de analizar el problema desde su raíz, entender las cusas y las formas en las que podemos darle solución.
  • No dar batallas: muchas veces nos encontramos ante problemas que parece no tienen una solución clara, ¿te preocupas o te ocupas? En este caso es mucho más sencillo no preocuparse y analizar el problema hasta encontrar una solución.
  • Pensar en las consecuencias: cuando nos ocupamos de un problema también pensamos en las consecuencias que tendremos. Esto nos hace personas con más visión.
  • Mente clara: tenemos la claridad mental para pensar en el problema y poder darle una solución sin agravarlo o afectar a los otros.
  • Libre de enfermedades: cuanto tomamos la decisión de enfrentar nuestros problemas, sin ansiedades, o estrés, podemos tener nuestra mente libre y nuestro cuerpo libre de las enfermedades que generan estos dos males.

¿Te preocupas o te ocupas? Eso depende de ti, de lo que deseas como persona y de las consecuencia que deseas experimentar con cada una de ellas.

La acción siempre es mucho mejor que la inacción y nos permite siempre contar con la experiencia de lo vivido para hacerle frente a todos los problemas.

⇨ Clic aquí para verlo ahora

Fuente: just1network.com

Juan Carlos Salinas Jurado

síguenos en facebook siguenos en twitter síguenos en Linkedinhttp://www.exitodesdecasa.es/wp-content/uploads/2014/11/tumblr_2.png

Deje una respuesta

Puede usar estas etiquetas de HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>